Biología 2

Biología 2
La pluricelularidad

domingo, 25 de abril de 2010

Los hongos en la vida del hombre

Los hongos SAPRÓFITOS, es decir descomponedores de materia orgánica, cumplen una FUNCIÓN ECOLÓGICA de la mayor relevancia pues garantizan el reciclaje de la materia muerta y, por lo tanto, la recirculación de sustancias nutritivas en los ecosistemas.
Los hongos SIMBIONTES que se asocian de manera mutualista con otros organismos constituyen alianzas vivas de beneficio mutuo como por ejemplo los líquenes (asociación de hongo y alga) y las micorrizas (asociación de hongo y raíz de una planta), simbiosis estas de gran importancia en la naturaleza en procesos de colonización de hábitats y de circulación de nutrientes.
Desde la perspectiva ECONÓMICA, los hongos ofrecen múltiples servicios, pues se utilizan como alimentos, levaduras de la masa de pan, fermentadores en la producción de vino y cerveza, en la maduración de quesos y en el control biológico de plagas agrícolas. Además, como fuentes de sustancias que por su actividad biológica pueden ser de enorme utilidad en medicina y en la bioindustria (antibióticos) y como agentes para estimular el desarrollo de las plantas (hongos formadores de micorriza). En el caso del Penicillium notatum (MOHO) se obtiene la Penicilina, poderoso Antibiótico.

PERJUICIOS: Sin embargo, también son dañinos cuando actúan como parásitos de plantas y animales o cuando estropean estructuras de madera, alimentos almacenados, libros y hasta obras de arte, amén de ser peligrosos si, por desconocimiento, se consumen aquellos que tienen principios tóxicos o alucinógenos. También producen ENFERMEDADES como:
- Las MICOSIS tienden a ser enfermedades subagudas o crónicas. Las micosis profundas o sistémicas son aquellas producidas por hongos tan virulentos que pueden llegar a invadir tejidos y órganos, diseminándose por todo el organismo. La mayoría de estas infecciones están producidas por hongos dimórficos.
Las micosis que afectan a los órganos internos y vísceras pueden ser divididas en aquellas que tienen una distribución universal y un carácter oportunista (candidiasis, criptococosis, mucormicosis, aspergilosis) y las que tienen un carácter patógeno y una distribución regional (coccidiomicosis, paracoccidiomicosis, blastomicosis norteamericana, histoplasmosis, etc.).
Las micosis subcutáneas son enfermedades producidas por hongos que se introducen a través de la piel como consecuencia de un traumatismo y afectan sobre todo a los tejidos subcutáneos, los vasos linfáticos y los tejidos vecinos. Las enfermedades que provocan son la esporotricosis, la cromoblastomicosis y el micetoma.
Las DERMATOFITOSIS son infecciones producidas por hongos patógenos superficiales. Afectan a la piel, pelos y uñas. Están producidas por hongos de los géneros Microsporum, Trycophyton y Epidermophyton, denominados en su conjunto dermatofitos. Ejemplos de ellas son la tiña y el pie de atleta.
La micosis oportunistas son producidas por los hongos oportunistas son miembros habituales de la flora humana normal, pero también se pueden encontrar en la naturaleza como microorganismos saprofitos. Al aparecer deficiencias en la defensa de un individuo, pueden llegar a producir enfermedades que varían en su gravedad, pudiendo asociarse con una infección superficial de la piel o las mucosas hasta llegar a producir una afectación sistémica con afectación de múltiples órganos internos. Las especies de Aspergillus, Candida y Zygomicetos (mucormicosis) son los tres grupos de hongos considerados oportunistas. Aspergilllus es un hongo ubicuo ampliamente distribuido en la naturaleza. Las remodelaciones de edificios u otras alteraciones ambientales importantes se han asociado a un aumento en la frecuencia de contaminación, colonización o infección por Aspergilllus.
Las infecciones oportunistas más comunes son las ocasionadas por Candida albicans, hongo levaduriforme que forma parte de la flora habitual cutánea, gastrointestinal y genital del hombre.
Las CANDIDIASIS constituyen un grupo de infecciones causada por un hongo oportunista que puede tener expresión cutánea, gastrointestinal, sistema respiratorio y genitales del género Candida, de los cuales Candida albicans es la más frecuente. Se puede transmitir por ropas, objetos y también por contacto sexual. Estos hongos están siempre presentes en la piel y en la mucosa del tracto digestivo, genitourinario y respiratorio de la mayoría de las personas, pero se encuentran controlados por otros microorganismos no patógenos. Cuando se produce un desequilibrio, el aumento desmedido de la población de hongos produce esta u otras micosis.
La VAGINITIS por hongos, es llamada también Candidiasis o Monilia. La ocasiona el crecimiento excesivo de un fermento tipo hongo que normalmente está presente en el cuerpo, en la vagina.

Las micosis que afectan a los órganos internos y vísceras pueden ser divididas en aquellas que tienen una distribución universal y un carácter oportunista (candidiasis (Candida albicans), criptococosis (Cryptococcus neoformans), mucormicosis (Rhizomucor y Rhizopus), aspergilosis (Aspergillus fumigatus) y las que tienen un carácter patógeno y una distribución regional como la Coccidiomicosis (Coccidioides immitis), paracoccidiomicosis, blastomicosis norteamericana, histoplasmosis (Histoplasma capsulatum).
Las micosis subcutáneas son enfermedades producidas por hongos que se introducen a través de la piel como consecuencia de un traumatismo y afectan sobre todo a los tejidos subcutáneos, los vasos linfáticos y los tejidos vecinos. Las enfermedades que provocan son la esporotricosis, la cromoblastomicosis y el micetoma.
Las Dermatofitosis son infecciones producidas por hongos patógenos superficiales. Afectan a la piel, pelos y uñas. Están producidas por hongos de los géneros Microsporum, Trycophyton y Epidermophyton, denominados en su conjunto dermatofitos. Ejemplos de ellas son la tiña y el pie de atleta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada